SUBIR
  VOLVER A
BIBLIOTECA

De nuevo…¡Navidad!

De nuevo…¡Navidad!

 

Sin darnos cuenta se ha pasado el año y nos encontramos inmersos en diciembre o en lo que es lo mismo, la previa de las fiestas de Navidad. Son fiestas familiares, entrañables, de reencuentro, de emociones, de ilusiones, de echar en falta a los que no están y… de aperitivos, comidas y cenas - de empresa, de amigos, de familia - que se enlazan hasta hacer verdad la afirmación irónica que circula estos días por internet de que “después de diciembre mis medidas son: nomentra – sesienta – revienta”. Y además hay que pensar en cocinar y a veces nos estresamos porque ya nos van faltando ideas… Pues bien, este año hemos pensado en felicitarles las Navidades con una buena receta de cocina, nutritiva, equilibrada y de fácil realización que puede salvar uno de los días, e intentar daros algunos consejos para –una vez pasadas las fiestas- reparar los inevitables excesos. Pueden verla haciendo click aquí.

PREVENIR Y REPARAR

Papaya para mejorar la digestión.

Uno de los problemas de la sobremesa tras una comida potente, generalmente “bien regada”, son los posteriores trastornos digestivos: pesadez, hinchazón, gases, ardor… Pues bien, la papaya es una fruta muy digestiva que todos conocemos, que contiene enzimas que ayudan a la digestión. Lo que quizá no todo el mundo sabe, es que en el Monasterio budista del Loto” en Big Island Hawai, hace muchísimos años que Ji Kwang Dae Opep Sa Nim, la maestra Dharma y fundadora del Monasterio, desarrolló una técnica (hoy patentada) para cultivar, concentrar y multiplicar las propiedades de ésta ya de por sí beneficiosa fruta. Hoy en día, en Sri Lanka (antiguo Ceilán), se prepara un “puré”, siguiendo esta técnica ancestral. El éxito del proceso empieza en el cultivo ecológico de papaya que se realiza en esta hermosa isla. Una vez que la fruta madura en el árbol, se recolecta y, después de su inspección y limpieza, cada fruta se corta a mano y se retiran las semillas. ​​​​​​​

Es importante que la fruta esté muy madura y que haya madurado en el árbol porque es en este punto de la fruta donde se incrementan sus propiedades. En el siguiente paso, la pulpa se tritura, se cocina durante horas y se enriquece con oxígeno. Al final del proceso este puré concentrado se envasa en bolsitas dosificadas. El proceso, hoy en día, se realiza con una avanzada tecnología patentada[2] y bajo supervisión continua, pasando controles en todos los pasos del proceso para asegurar la calidad. En el puré concentrado resultante, las enzimas de la papaya (principalmente papaína) tienen 3,75 veces más actividad que las de la pulpa de la papaya sin procesar, conteniendo además un alto contenido de fibra y conservando el resto de nutrientes de esta beneficiosa fruta como son vitaminas, carotenoides y sales minerales.


Depuración, un aliado imprescindible.

Una depuración antes de que lleguen las fechas señaladas, nos ayudaran a eliminar toxinas y a preparar el organismo para digerir mejor y no sobrecargarse. Y si hemos llegado tarde, porque ya estamos inmersos en plenas cenas de empresa y celebraciones del “amigo invisible”, la depuración tras las fiestas ayudará al organismo a eliminar todas las toxinas acumuladas. La hoja de alcachofera, la raíz de diente de león, la parte aérea de la fumaria y el rábano picante, tienen una acción beneficiosa sobre la función hepática, ayudando al buen funcionamiento del hígado al favorecer el proceso de producción de bilis, esencial para el metabolismo de las grasas y favorecer la eliminación de toxinas. El hígado es uno de los principales órganos digestivos y de drenaje de nuestro organismo y por donde se eliminan muchas de las toxinas que ingerimos (alcohol, grasas saturadas, exceso de cafeína, etc.) y que fabricamos en distintos procesos digestivos (como el amoníaco que se produce en la digestión de las proteínas).

Estas plantas tienen además un efecto diurético por lo que ejercen un efecto de “lavado” en el riñón. Solas o combinadas con otras plantas con acción más específica sobre el riñón, como la raíz de bardana, las hojas del abedul y las de ortosifón (o te de Java), estimulan la función renal, ayudando a eliminar líquidos y a la depuración de toxinas por la orina.

Las flores de sauco, por su parte y el zumo concentrado deciruela, ejercen una acción suavemente laxante, lo que contribuye a la limpieza del intestino. En Japón, China y otros países asiáticos es habitual consumir zumo de ciruelas en el desayuno para movilizar el riñón y el intestino.Otra planta que no hay que olvidar es el cardo mariano, cuyos frutos desecados contienen silimarina, sustancia compleja (mezcla de diversos flavanolignanos que se encuentra especialmente en el tegumento), que actúa directamente sobre las células del hígado como antagonista frente a diversos agentes hepatotóxicos. En forma de fitosomas es mucho mejor absorbida y aumenta su eficacia.

Y para protegerse de los “quilos de más”

El fitosoma de té verde, rico en catequinas y sin cafeína, favorece el equilibrio fisiológico del peso corporal y ayuda frente el daño oxidativo. Las catequinas del té verde ayudan a controlar la acumulación de grasas y a mantener un índice de masa corporal (IMC) sano, además de evitar la oxidación del LDL colesterol (colesterol malo) y, por tanto, tiene un efecto protector de la ateroesclerosis al ayudar a reducir el riesgo de que la grasa se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos.

Nada más, esperamos que nuestras “recetas” les sean útiles y saludables.

Felices fiestas de Navidad, celébrenlas en unión con sus seres queridos, sin olvidar a los más desfavorecidos, y que el próximo año 2016 venga cargado de la Paz y el Bien, de los que este mundo en que vivimos está tan necesitado.

 

[1] La receta ha sido cedida por Manolo Royo, cocinero y amigo, que ha introducido en la elaboración las bayas de Goji por sus propiedades nutritivas y porque aportan un nuevo y agradable sabor.

[2] Caricol® GmbH (Austria)

Prof.ª Mª José Alonso Osorio​​​​​​​​​​​​​​

  • Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona.
  • Diplomada en Fitoterapia por la Universidad de Montpellier.
  • Especialista en Farmacia Galénica e Industrial.
  • Director Técnico y responsable de desarrollo de productos en Industria Farmacéutica (1972 a 1985).
  • Farmacéutica comunitaria (desde 1985 hasta 2004 como titular y copropietaria, desde 2010 como substituta a tiempo parcial).
  • Profesora y tutora en Máster y Postgrado de Fitoterápia UB - IL3 (Universidad de Barcelona)
  • Profesora colaboradora en Máster de Nutrición y Salud, UOC (Universitat Oberta de Catalunya)
  • Vocal de la Junta de Gobierno de la Sociedad Española de Fitoterapia.
  • Miembro del Comité Científico de INFITO (Centro de Investigación sobre Fitoterapia).
  • Socia de la AEEM (Asociación Española para el Estudio de la Menopausia)
  • Académica correspondiente de la Real Academia de Farmacia de Cataluña.

Reservados todos los derechos ©. Queda prohibida la reproducción, parcial o total del contenido bajo cualquier forma sin el consentimiento previo y por escrito de Cien por Cien Natural SL. Si desea compartir la información, se permite la reproducción citando a Cien por Cien Natural SL o utilizando el link de su web. Cien por Cien Natural SL no se responsabiliza de uso indebido del contenido del artículo.

Otros artículos que pueden interesarte