SUBIR
  VOLVER A
BIBLIOTECA

Cómo mantener una buena hidratación en verano

Cómo mantener una buena hidratación en verano

 

Mantenerse bien hidratado es fundamental para un buen estado de salud. Hay ciertos momentos en los que debemos esforzarnos más para tener un buen estado de hidratación, como ocurre al hacer ejercicio o en la época estival, donde la pérdida de líquidos corporales es mayor. Es necesario reponerlos bebiendo abundantes líquidos e incluyendo en la dieta alimentos ricos en agua. En este artículo, te damos las claves para mantenerte bien hidratado este verano.

Agua, componente mayoritario del cuerpo humano

El agua es el componente mayoritario en nuestro organismo. Es imprescindible, y tiene un papel clave en numerosos procesos biológicos que regulan nuestras funcionales vitales: digestión, regulación de la temperatura corporal y reacciones metabólicas. El agua interviene en el transporte de nutrientes entre las células, contribuye a mantener la salud y el buen aspecto de la piel. Dada su importancia, es necesario beber una cantidad recomendada de agua durante todo el año. Las instituciones sanitarias aconsejan un consumo de 1,5 – 2 litros diarios de agua, unos 8 vasos, para compensar la pérdida de líquidos que se produce con las funciones corporales básicas: respiración, sudoración, orina y heces.

Es necesario incrementar la ingesta de líquidos cuando realizamos algún esfuerzo físico intenso, o si hace mucho calor, como ocurre en la época estival. En el verano, con el aumento de la temperatura, la práctica de un mayor número de actividades al aire libre y que nos movemos más, perdemos mayor cantidad de líquidos, que es necesario reponerlos con mayor frecuencia para evitar problemas de salud asociados a la deshidratación: cansancio, dolor de cabeza, dificultad de concentración y, en definitiva, malestar general.

Como mantenernos bien hidratados

  • Para que nuestro organismo funcione correctamente, es necesario asegurarnos un correcto balance hídrico, siguiendo estas recomendaciones básicas:
  • Es importante mantenerse bien hidratado cuando estamos haciendo deporte al aire libre y expuestos al sol, como cuando vamos a la playa. Lo mejor es que lleves un poco de agua para hidratarte cuando lo necesites.
  • No debemos olvidarnos de los más pequeños, los que con sus juegos diarios se les olvida ingerir la cantidad de líquidos aconsejable.
  • Debemos evitar salir en las horas máximas de calor. Entre las 12 y las 16 horas, es mejor permanecer a la sombra, en lugares frescos y ventilados. Incluso, podríamos aprovechar y dormir una siesta, una costumbre española muy saludable.
  • Debemos evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que el alcohol tiene un efecto deshidratante.
  • Si nos cuesta beber una cantidad de agua elevada, como puede ocurrirles a las personas mayores o los niños, podemos combinar con otro tipo de líquidos: infusiones, batidos, refrescos, frutas y verduras ricas en agua, etc. Es importante que las bebidas que consumamos, tengan unos perfiles nutricionales específicos que nos ayuden a este equilibrio hídrico en el organismo. Podemos encontrar en el mercado bebidas saludables y agradables al paladar que nos ayuden a hidratarnos en esta época; por ejemplo, el agua de coco virgen.

El agua de coco virgen, una alternativa saludable

​​​​​​​Esta agua se obtiene del coco verde (Cocos nucifera L.) justo antes de que se comience a formar la pulpa, y contiene electrolitos tan interesantes en verano como potasio, calcio, sodio, fósforo y magnesio. Esta agua es consumida diariamente y apreciada en los países productores de coco, y se puede consumir tal cual, ya que su sabor es excelente, o combinada en batidos, añadida a cualquier bebida o incluso para hacer salsas. ​​​​​​​

Se puede consumir a cualquier hora del día y es ideal para compensar pérdidas después de realizar ejercicio o cuando se ha sudado mucho.

El agua de coco virgen es uno de los alimentos más puros y exóticos que nos ofrece la Naturaleza. El agua de coco nos quita la sed, es muy refrescante, y es un alimento altamente nutritivo. Aporta una gran cantidad de regeneradoras sales minerales. El agua de coco virgen contiene cinco electrolitos esenciales: potasio, calcio, sodio, fósforo y magnesio. Una forma natural de obtener vitaminas (C, B1, B2, B3, B5 & B6), aminoácidos, antioxidantes, y fitonutrientes. De hecho, el agua de coco puede ser una alternativa natural a las bebidas deportistas procesadas. En la siguiente tabla os mostramos las diferencias en el contenido de nutrientes de dos conocidas bebidas para deportistas y el agua de coco (valor por 100g). Aparte de estos nutrientes, el agua de coco contiene 18 aminoácidos que no están presentes en bebidas deportistas, siendo los mayoritarios el ácido glutámico, el ácido aspártico, la arginina y la leucina. (Fuente: ANSES French agency for food, environmental and occupational health & safety).

El coco tiene su particular paraíso en la costa noroeste de Brasil. Antes de cumplir los seis meses, el coco está en un momento óptimo para su recolección. No han desarrollado aún esa carne blanca que caracteriza al coco maduro, y el agua de su interior encierra un nivel álgido de potasio y otros electrolitos esenciales.


El Agua de Coco virgen ha de ser extraída y empaquetada pocas horas después de ser recolectada. Si no hay necesidad de ultracongelarlo o concentrarlo, conservará su sabor dulce y fresco. Cuando hablamos del agua de coco, la calidad es muy importante, tanto para conservar los nutrientes como para disfrutar de un sabor delicioso. En muchas regiones tropicales se utiliza para rehidratar el organismo. Contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos. Gracias a su contenido en magnesio, nos ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, al equilibrio electrolítico y al metabolismo energético normal.
​​​​​​​

*A diferencia de las bebidas procesadas, productos naturales como el agua de coco no tienen un perfil químico preciso. Todos los valores listados aquí son promedios de muestras testadas. Estos valores pueden presentar ligeras variaciones dependiendo de la edad, variedad, condiciones de crecimiento.

Coral marino, otra fuente importante de minerales

Para compensar la pérdida de minerales también puede ser útil el coral marino fósil, un complemento alimenticio que contiene calcio, magnesio y otros 70 oligoelementos. El coral natural marino no se extrae del mar -nadie piense que se rompe el equilibrio de los mares- sino de corales fósiles triturados, que se encuentran fuera del mar, en la isla de Santo Domingo, en el Caribe.

No solo sirve el coral marino para reponer las sales minerales perdidas, sino que también nos ayuda a disminuir la acidez del organismo tras las comidas copiosas que suelen darse en verano. Y también sus nutrientes nos ayudan a aumentar nuestra energía, a reparar los tejidos del organismo y desintoxicarnos, mejorando el sistema inmune.


Una última recomendación: disfruta de la llegada del verano y el buen tiempo, sal y disfruta del sol y la naturaleza, y no olvides proteger tu salud.

 

​​​​​​​​​​​​​​Paula Saiz​​​​​​​

• Licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid, especialidad en Biología vegetal.

• Master en Biología Vegetal Aplicada por la Universidad Complutense de Madrid.

• Colaboración en la Unidad de Patología Endotelial del Hospital Ramón y Cajal de Madrid: ensayos clínicos y fitoterapia antiedad.

• Actualmente forma parte del Dpto. Técnico y Documentación de 100% Natural.

Reservados todos los derechos ©. Queda prohibida la reproducción, parcial o total del contenido bajo cualquier forma sin el consentimiento previo y por escrito de Cien por Cien Natural SL. Si desea compartir la información, se permite la reproducción citando a Cien por Cien Natural SL o utilizando el link de su web. Cien por Cien Natural SL no se responsabiliza de uso indebido del contenido del artículo.

Otros artículos que pueden interesarte